loading...
Parasha
Parashá
LETRA
Tamaño:AAAAA
E-MAIL
Envia por correo
VOTACIÓN
loading...
IMPRESION
Versión para impresión
Pésaj: La fiesta de la Libertad
Rabino Leonel Levy
30/03/2012

“Beyad jazaka Ubizroa Netuya” “Con una mano fuerte y un brazo extendido”, una y otra vez en la Hagadá y en la historia de Pésaj vuelven estas palabras. Muchos intérpretes comentan que esta imagen de fuerza y dureza es porque D´os tuvo que enviar las 10 plagas sobre Egipto para que nos dejaran salir, ya que el Faraón había endurecido su corazón. Sin embargo quiero que nos detengamos en un comentario de un sabio medieval que explica que “La mano fuerte y el brazo extendido” no se refiere a los egipcios, sino a los hijos de Israel. D’os tuvo que interceder con firmeza y determinación para forzarnos, a nosotros a salir de la esclavitud y cambiar.

 

Para nadie es fácil transformarse y abandonar lo que estamos acostumbrados y lanzarnos a una nueva experiencia desconocida. Es más, un rabino en nuestro tiempo, explicó que la razón por la que el mar se cerró dramáticamente luego de que pasaran los hijos de Israel, es simplemente para que no pudiéramos volver hacia atrás, para que los hijos de Israel no tuviéramos la oportunidad de retornar a Egipto y tengamos que transitar por el desierto hacia la Tierra Prometida.

 

¿Cuál es el mensaje de Pésaj? ¿Por qué esta fiesta evoca en nosotros tan profundos pensamientos, donde imágenes, melodías y aromas de nuestra niñez brotan en nuestros corazones? ¿Por qué esta fiesta es tan especial? Durante mucho tiempo pensé que era por sus rituales, sus comidas y la reunión familiar. Pero hoy siento que Pésaj nos enfrenta con lo más profundo de nuestro ser: la libertad que tenemos para ser diferente y para poder cambiar.

 

Ser libre no es hacer una u otra cosa, ser de una u otra manera. Ser libre es la posibilidad de aprender a no quedarnos atrapados en los patrones del pasado y perseguir los desafíos del cambio y la renovación. La Torá nos enseña que si no eres libre no puedes cambiar, pero también nos advierte, que ser libre da miedo, y que es difícil cambiar.

 

Los invito a que en este Pésaj a través de sus símbolos y tradiciones, revivamos las experiencias de la esclavitud, el Éxodo y la libertad; imaginarnos a nosotros mismos como si estuviéramos saliendo de Egipto.

 

Por un lado, el Maror (las verduras amargas), el Jaroset (una pasta de aspecto barroso), y la Matzá, el pan de la pobreza nos recuerdan la servidumbre.

 

Por otro lado, el preludio del Éxodo, las diez plagas, la representación de la salida de Egipto, el sacrificio de Pésaj, todos símbolos de nuestra recién lograda libertad.

 

Nos sentamos reclinados, como lo hacían en la antigüedad los amos y señores, los hombres libres. Brindamos con cuatro copas de vino: cada una conmemorando un paso más hacia la libertad definitiva.

 

Esta noche reconstruimos el escenario de los eventos, ejercitando al máximo nuestra memoria familiar.

 

Esta noche legamos a los hijos la más preciada herencia: nuestra historia. Shabat Shalom veJag sameaj

loading...
Buscar:
spacer 175 x 1
Comunidad Betel de México - Todos los Derechos Reservados - Aviso de Privacidad
Powered by Olvaid!